Bienvenido

La organización Thanks-Giving Foundation le da la bienvenida a la Plaza de Acción de Gracias. Este espacio se ha diseñado para inspirar gratitud y honrar las fabulosas tradiciones de acción de gracias de los EE. UU. y del resto del mundo. Explore las obras de arte y exposiciones históricas que se exhiben; deténgase a reflexionar en nuestros espacios espirituales. ¡Disfrute de la visita!

Guía de la Plaza de Acción de Gracias

[1] Introducción

La Plaza de Acción de Gracias afirma la realidad de la gratitud como una raíz común entre religiones, culturas y tradiciones de todo el mundo.

En 1964, cuatro empresarios se propusieron que se conociera a la ciudad de Dallas no solo por sus aspiraciones mundanas y logros económicos, sino también por el imperecedero corazón de sus ciudadanos.

Investigadores y líderes espirituales habían descubierto en Dallas un prolongado historial de vivencias y actos de gratitud. Acción de gracias, es decir, gratitud en acción, se reconocía como un universal humano presente en culturas y tradiciones religiosas de todo el mundo. La fundación Thanks-Giving Foundation se estableció para crear un espacio público en el centro de Dallas dedicado a la gratitud a Dios y a esta tradición tan antigua y duradera.

En colaboración con la ciudad de Dallas, la construcción se inició en 1973, inaugurándose la Plaza en 1976. El Presidente Gerald Ford consideró la Plaza de Acción de Gracias como un importante santuario nacional. Hoy en día, la Plaza de Acción de Gracias sigue cumpliendo su cometido como punto de encuentro en el que se da la bienvenida a personas de todas las culturas y religiones. Pensada en un principio como un parque sencillo, se ha convertido en un refugio y en un espacio para celebrar los valores, las creencias y la espiritualidad.

La organización Thanks-Giving Foundation

La organización Thanks-Giving Foundation ha organizado convocatorias y seminarios internacionales para promocionar el entendimiento, la armonía y la amistad en una comunidad que alberga una diversidad de tradiciones religiosas y culturas. Entre otros, la Plaza de Acción de Gracias ha recibido al Presidente Gerald Ford, al Dalai Lama, a Rosa Parks, Arun Gandhi, el Presidente George H. W. Bush, el Cardenal Francis Arinze, Martin Luther King III, W. Deen Mohammed, el Arzobispo de Canterbury y George Carey. El Consejo Intercredos se compone de representantes de 26 religiones que abarcan a prácticamente todos los principales continentes del mundo.

En 1981, la fundación Thanks-Giving Foundation colaboró con el Presidente Ronald Reagan y la Embajadora Anne Armstrong para convertir el primer jueves del mes de mayo en el Día Nacional de la Oración en los Estados Unidos. Como consolidada organización no gubernamental (ONG) de las Naciones Unidas, la fundación Thanks-Giving Foundation inspiró la adopción del año 2000 como “Año internacional de Acción de Gracias” por parte de las Naciones Unidas. En 2012, la Plaza de Acción de Gracias recibió el Premio al Espíritu de las Naciones Unidas por su Compromiso con la Juventud.

La Fundación proporciona información y recursos para que los ciudadanos de distintos orígenes puedan utilizar el agradecimiento y la gratitud como forma de superar las divisiones y mejorar la comprensión mutua.

Paisaje, arte y arquitectura

Philip Johnson, ganador del premio de arquitectura Priztker, fue el encargado de que la visión de la Plaza de Acción de Gracias cobrara vida. La Plaza está situada a cuatro metros y medio bajo el nivel del suelo, y presenta un muro de algo más de un metro que bloquea la vista de los automóviles para crear una isla verde y serena. En el extremo occidental de la Plaza de Acción de Gracias se alza el campanario, donde comienza la experiencia procesional. Los paseos disponen de zonas para sentarse y meditar. El agua desempeña un importante papel en el paisaje puesto que las fuentes activas enmascaran el ruido de la ciudad y guían a los visitantes a la Sala de Alabanza Central, con sus tranquilos estanques, y al Salón de Acción de Gracias.

En el extremo este de la Plaza se encuentra la Capilla intercredos de Acción de Gracias, una estructura blanca y sinuosa que simboliza la ancestral espiral de la vida y sugiere el avance infinito del espíritu humano. Un puente de 30 metros cruza la Gran Fuente para llegar a la Capilla, que sirve como lugar de reunión y centro espiritual para la vida cotidiana de la ciudad.

Intencionadamente, la Plaza de Acción de Gracias carece de simbolismo religioso manifiesto. En los monolitos de granito hay referencias a las Escrituras y el Salmo 100 aparece representado de forma prominente en citas y mensajes diseñados por autoridades del hinduismo, el judaísmo, el cristianismo y el islamismo. Los mosaicos, vidrieras, grabados y arte gráfico que adornan paredes y ventanas en toda la Plaza representan expresiones del agradecimiento.

Comience su visita en la [2] Sala de Todas las Naciones y busque el icono  en la señalización.

[2] Sala de Todas las Naciones

La Sala de Todas las Naciones es la entrada ceremonial a la Plaza de Acción de Gracias y celebra la gratitud y el agradecimiento como valores humanos presentes en las culturas de todo el mundo. Arriba, tres grandes campanas de bronce convocan diariamente al mundo a celebrar el agradecimiento. Cada una está grabada con una inscripción de los Salmos. La campana aguda afirma God Loves Us (“Dios nos ama”, Salmo 136), la campana media, We Love God (“Amamos a Dios”, Salmo 150) y la campana más grave, Serve God Singing (“Servid a Dios cantando”, Salmo 98). Recorra la rampa hasta el mosaico de la Regla de Oro y el Anillo de la Gratitud.

[3] Mosaico de la Regla de Oro de Norman Rockwell (1894–1978). Instalado en 1996.

Pintor e ilustrador, Norman Rockwell es famoso por sus entretenidas portadas para el Saturday Evening Post en las que representaba la cultura estadounidense, aunque en ocasiones no podía evitar decir algo serio. Para la portada de la edición del 1 de abril de 1961, dibujó la Regla de Oro, una imagen imperecedera que mostraba a personas de todo el mundo rezando unidas. Durante su investigación, Rockwell se dio cuenta de que todas las religiones más importantes tenían una regla de oro en común: “Trata a tu prójimo como quieras que te traten a ti mismo”. En el mosaico se representan personas de distintas religiones, razas y etnias. Como referencia, Rockwell utilizó sus viajes y su ciudad natal, Stockbridge, Massachusetts. La respuesta del público a esta imagen fue abrumadoramente positiva.

En 1985, la fundación Thanks-Giving Foundation encargó la elaboración de un gran mosaico que reprodujera la Regla de Oro en honor del 40.º aniversario de las Naciones Unidas. Durante casi un año, diestros artistas de la Cooperativa Scuola Mosaico Veneziano de Venecia crearon la imperecedera imagen, acompasando color y tono para plasmar con fidelidad la emoción de cada figura. Presentado como un regalo de los Estados Unidos por la Primera Dama Nancy Reagan, el mosaico se conserva en la sede central de las Naciones Unidas, en Nueva York, como una apreciadísima obra de arte. El mismo estudio veneciano creó un segundo mosaico, ligeramente mayor, que se instaló en la Plaza de Acción de Gracias en 1996.

Se ruega no tocar el mosaico.

[4] Anillo de la Gratitud

Con sus más de cuatro metros de altura y fabricado en oro y aluminio, el Anillo de la Gratitud descansa sobre el Círculo de la Generosidad. Sitúese en el centro del anillo y exprese en voz alta la persona o el hecho por los que quiere dar gracias. ¿Qué oye?

[5] Sala de Alabanza Central

El cruce de caminos central de la Plaza de Acción de Gracias está inspirado en lugares de reunión pública de todo el mundo. Es donde, con eventos especiales, se ha celebrado la “gratitud en movimiento” mediante la palabra, la canción y la danza. El anillo de oro y aluminio y el texto cercano hacen referencia al mensaje del Salmo 100.

[6] Arboleda y Muro de los Presidentes

La Arboleda es una zona de jardín diseñada para la meditación y la contemplación. En 1991, el Presidente George H.W. Bush inauguró el Muro de los Presidentes, una zona de exhibición especial que conmemora las oraciones y discursos de Acción de Gracias de los presidentes estadounidenses. La Plaza de Acción de Gracias ha reunido la primera colección completa de oraciones y proclamas de Acción de Gracias oficiales de los presidentes de los EE. UU. Para consultar el archivo que las recopila, visite thanksgiving.org/proclamations.

[7] Salón de Acción de Gracias

El Salón de Acción de Gracias es el centro de recursos, reuniones y exposiciones de la Plaza de Acción de Gracias. En el salón de columnas se recibe a los dignatarios y constituye un foro de conferencias, reuniones intercredos y programas educativos. En las exposiciones se exhiben obras que giran en torno a las muestras de agradecimiento a tres niveles: local, nacional e internacional. Entre los elementos exhibidos se halla el Libro de Oraciones y Proclamas Presidenciales.

[8] Capilla de Acción de Gracias

La Capilla de Acción de Gracias es el centro espiritual de la Plaza de Acción de Gracias. Con su forma en espiral que se eleva 30 metros por encima del nivel de la calle, sugiere el avance infinito del espíritu humano. El diseño de la Capilla está inspirado en la Gran Mezquita de Samarra, Irak, y en la ancestral espiral de la vida. La Capilla es un lugar para explorar la unidad y la diversidad de las creencias y tradiciones con el fin de que la tolerancia se convierta en comprensión y la aceptación en aprecio. En su interior se da la bienvenida a los visitantes de todos los credos.

[9] El Espíritu de Acción de Gracias de John Hutton (1906–1978). Instalada en 1976.

Encima de la entrada a la Capilla de Acción de Gracias se puede contemplar El Espíritu de Acción de Gracias una vidriera del artista John Hutton. La cúpula, que para algunas religiones representa lo divino, es un símbolo que en la historia se ha utilizado para representar la belleza, la paz, la esperanza y el agradecimiento. Para grabar el vidrio transparente se utilizó un minitaladro eléctrico con una fresa giratoria. Es una cúpula tridimensional muy pronunciada, rodeada de efectos de superficie circular.

La Plaza de Acción de Gracias, en el corazón de Dallas de Bjørn Wiinblad (1918–2006). Diseñado en 1976.

El artista danés Bjørn Wiinblad se inspiró en temas orientales con líneas onduladas y palabras románticas. Su característico estilo a menudo incluye colores atrevidos y fuertes, y personas con rostros redondos y extravagantes rodeadas de elementos naturales como enredaderas, guirnaldas y árboles. En su vida, Wiinblad cultivó la pintura, la cerámica, el diseño de escenarios y los tapices. Sin embargo, gracias a su formación como tipógrafo, disfrutaba creando pósteres, una forma de arte que infundía felicidad a muchos.

Para la inauguración de la Plaza en 1976, se encargó a Bjørn Wiinblad que ilustrara el plácido jardín de la Plaza de Acción de Gracias en mitad de la gran ciudad, haciendo referencia al objetivo de la Fundación de crear un espacio público en el corazón de Dallas dedicado a la gratitud a Dios.

Alrededor del póster hay declaraciones de gratitud de miembros de la comunidad y promotores de la Plaza de Acción de Gracias. Tome una tarjeta y escriba personalmente su declaración de gratitud.

Vidriera de la Gloria de Gabriel Loire (1904–1996). Instalada en 1976.

El techo en espiral incluye una de las vidrieras de montaje horizontal más grandes del mundo, diseñada por el artista francés Gabriel Loire en 1976. Desde su taller en Chartres, Francia, Loire se convirtió en un líder en el uso moderno de la técnica Dalle de Verre, que emplea fragmentos de vidrio de 22 mm de espesor, mucho más resistentes y gruesos que los de las vidrieras tradicionales de la Edad Media. El vidrio se corta con herramientas especiales y luego se asienta en un mortero de resina epoxy.

El nombre Vidriera de la Gloria se inspira en el Salmo 19 e incluye 73 paneles de cristal en facetas que siguen la forma en espiral del techo. Los paneles inferiores presentan diversas tonalidades de azul, que para Loire representaba el color de la paz. A medida que la espiral continúa hacia adentro y hacia arriba, los colores se vuelven más cálidos y brillantes hasta llegar al centro donde, a 18 metros de altura, los paneles desembocan en un círculo de radiante luz amarilla. Con esta progresión, Loire quería expresar la vida con sus dificultades, fuerzas, alegrías, tormentas y aspectos amedrentadores. Poco a poco, todo ello provoca una explosión dorada al alcanzar la cúspide.

Durante el Año Internacional de Acción de Gracias, se eligió una imagen de la Vidriera de la Gloria para el sello oficial de 2000 de las Naciones Unidas. También se recreó en la película El árbol de la vida, nominada al óscar en 2011.

Los visitantes pueden contemplar la Vidriera de la Gloria recostados en el suelo de la capilla, aunque se ruega tener consideración con los demás visitantes.


Gracias por visitar la Plaza de Acción de Gracias. Esperamos que parta lleno de inspiración. Visite thanksgiving.org para obtener más información acerca de nuestra misión. Comparta su experiencia en las redes sociales con #thanksgivingsquare. Puede hacer su donativo dentro de la capilla, en la ranura marcada con el símbolo [$] o en la puerta de acceso de la calle Ervay Street.